Siu Esencias Florales

header-entradas-1

Vence el cansancio y la fatiga recuperando tu vitalidad

El cansancio es normal sentirlo luego de haber tenido una extenuante jornada, pero cuando el cansancio se vuelve constante en nuestras vidas, lo mejor es reevaluar qué estilo de vida estamos llevando.

Sentir cansancio es normal si nos hemos excedido en ciertas actividades, pues sus principales síntomas son la somnolencia, la fatiga, el agotamiento, la narcolepsia, pero si el cansancio que experimentamos a diario se vuelve parte del día a día, es porque algo no está bien dentro del organismo.

Como humanos tenemos en el interior, cinco órganos que gastan más energía y entre ellos el que más quema baterías, es el cerebro. Este músculo alberga cerca de 100 millones de neuronas por lo que necesita más esfuerzo para trabajar.

Cuando el cerebro se siente cansado, empieza a robarle más energía a los demás órganos para trabajar mejor, porque el cerebro tiene más energía cuando piensa y menos energía cuando dormimos.

Si no sabemos usar nuestro cerebro, este nos absorberá de tal manera que nos hará sentir agotados y cansados, sin ganas de actuar. Es importante mantener los arrebatos de energía para llevar acabo las cosas; pero mesuradamente o de lo contrario el cansancio después será más fuerte.

Un sistema inmune débil, mayor cansancio 

Existen tres ejes en el organismo para el cuidado de la salud, está la salud mental, la salud física y la salud emocional, cuando uno de estos ejes se sale de su curso, la enfermedad aparece y se presenta de distintas maneras.

Ahora bien, nosotros tenemos un sistema inmune que está ahí en caso de que algo malo ocurra y la energía que éste agota es del 1.5 %, lo que viene a ser casi nada.  Sin embargo, cuando afectamos uno de esos tres ejes y la enfermedad se presenta, este trabaja casi con el 70% de nuestra energía, para mantenernos en pie, lo que nos provoca mayor agotamiento.

Para ser más claros, la mayoría de emociones negativas muchas veces desencadenan enfermedades, por ejemplo: pasa con la tristeza. Cuando hemos sufrido una tristeza profunda, el sistema inmune se debilita, un agente infeccioso entra, nos enferma y el cuerpo lucha para recuperarnos.

Es por esta razón que nos sentimos agotados, enfermos y con dolores, debido a que el sistema inmune ahí adentro trabaja al 100% para poder salvarnos.

Cuida tu cerebro y tu sistema inmune.   

Ya sabiendo cuáles son las dos principales estructuras que nos roban más energía, es momento de empezar a cuidarlas y esto se puede hacer desde distintos puntos de vista:

  1. Fortalecer el sistema inmune 

Fortalecer el sistema inmune es primordial para un estado de salud impecable, porque evita que la enfermedad se vuelva crónica.

Dentro del sistema floral, encontramos una mezcla compuesta por chickweed, fireweed, goastsbeard, sea turtle, y snoberry. Cada una de estas esencias trabaja en armonía para la fortaleza, energía y protección de nuestro organismo evitando que enfermemos fácilmente.

Así mismo es importante aclarar que las esencias florales son una terapia complementaria y que estas deben ser acompañadas  de hábitos de vida saludables, como una buena nutrición, actividad física y tener horarios de sueño establecidos.

  1. Fortalece tu cerebro

Al igual que cuidamos el sistema inmune, el cerebro  debemos cuidarlo con mayor rigurosidad, ya que él es el que hace que todo nuestro “yo” funcione y es aquí donde debemos evitar las emociones negativas, como estrés, ira, ansiedad, miedo, pánico.

Llenarse de pensamientos negativos, activa las alarmas del sistema inmune, por lo que estos dos están juntos trabajando para atacar cualquier adversidad.

Otro de los factores que pueden afectar tu cerebro es el tipo de relaciones toxicas ya sean  familiares o amorosas, este tipo de relaciones interpersonales, desgastan energéticamente, acabando con nuestra tranquilidad y armonía.

Deja el tabaco, uno de los mayores enemigos del cerebro es el tabaco, ya que según estudios, éste puede ocasionar accidentes cerebrovasculares (ACV) que producen alrededor de 40% de muertes al año, especialmente en jóvenes porque son conscientes de la cantidad de cigarrillos que fuman en el día.

Si bien es importante llevar unos  buenos hábitos, lo más esencial es tratar la fatiga y el cansancio porque no rendimos en el trabajo, la vida se nos desordena y puede ser perjudicial para el crecimiento profesional y personal de cada persona.

Recuerda que el cuerpo es un templo y quien vive en armonía con él, lo protege de todas las cosas que puedan dañarlo.  #SiuNosimportasTú

Esencias floral recomendada

Fatigue