Siu Esencias Florales

header-entradas-1

Respeta tu cansancio y renueva tu vitalidad

La fatiga es el resultado de un estilo de vida ajetreado que conlleva a un deterioro parcial de la salud y evita que realices las actividades diarias, con la misma energía.

Aunque el cansancio suele presentarse como un signo normal que nos señala que debemos parar para darle un respiro a nuestro Ser, muchas veces decidimos ignorar este síntoma y continuamos, pero ese exceso de largas jornadas de entrenamiento, de trabajo, o actividades extenuantes,  pueden traer complicaciones en nuestra salud.

Tanto el cansancio como la fatiga pueden ser señal de alerta ante los síntomas de una enfermedad; se estima que una fatiga que se extiende a más de seis meses, es considerada una fatiga o cansancio crónico, donde hay dolor muscular, problemas del sueño, problemas de memoria, concentración y dolores severos de cabeza.

Una de las causas más comunes de la fatiga crónica y que tiende a confundirse con la fiebre, son los dolores musculares o la complicación de los ganglios, la tensión arterial baja, entre otros síntomas febriles.

La aparición de algunos de estos síntomas, nos está señalando que nuestro cuerpo necesita de manera urgente un descanso o tratamiento médico.

Aspectos que conllevan a una fatiga   

  • Mala higiene del sueño: el dormir con aparatos electrónicos, produce que nuestro cerebro no se “apague”, pues, las luces de estos aparatos hacen creer a nuestro cerebro que seguimos en la actividad del día  y no permite que descansemos correctamente.
  • Depresión: un trastorno mental como la depresión, hace que nuestro cerebro se sienta más ocupado, con pensamientos que no deberían estar en nuestra cabeza, y que nos hacen estar despiertos a altas horas de la noche.
  • Dolores musculares.
  • Consumo excesivo de alcohol o drogas.
  • Niveles bajos de hierro.
  • Enfermedades crónicas como el cáncer.
  • Enfermedades cardiacas.
  • Trastornos alimenticios.

Libérate del cansancio:

Actualmente, podemos recurrir a múltiples tratamientos que nos ayudan de manera alternativa a cuidar de nuestra salud, y uno de ellos es el uso de esencias florales, una medicina natural que ayuda combatir los síntomas del cansancio crónico. Por esta razón puedes utilizar las siguientes esencias de flores silvestres, si presentas estos síntomas:

Old man banksia :

Para los perezosos, que sufren de aletargamiento y con niveles energéticos muy bajos, que pueden presentar incluso problemas de tiroides y obesidad. Para la sensación de fatiga y frustración. Restaura la energía, la alegría, el entusiasmo y el interés para afrontar los retos de la vida.

Olivo:   

Ayuda a recuperarse después de sufrimientos severos y extremos. Permite recobrar ánimo y fuerza cuando se han agotado las reservas físicas y mentales (fatiga crónica). Útil luego de enfermedades prolongadas, durante la lactancia o varias noches de insomnio.

Banksia robur o swamp banksia

Swamp banksia para personas normalmente dinámicas pero que, temporalmente, por procesos externos o alteraciones físicas o mentales, han perdido el dinamismo, el entusiasmo y se sienten cansadas, frustradas o enfermas. También es útil para los estados de fatiga crónica. Restaura la energía y promueve el entusiasmo e interés por la vida.

Hábitos que debes mejorar en tu vida

Sigue una dieta equilibrada, rica en vitamina C y grasas naturales como el aguacate y el aceite de coco, así mismo es importante comer frutos secos , como maní y la semillas de chía. incluye en tu dieta, frutas y verduras, pon horarios de comida ( no comer a deshoras), esto aliviará los problemas de fatiga y permite tener mayor energía.

Mejora tu higiene del sueño apagando las luces que no necesitas, eso incluye celulares, computadores, televisores, tableta y especialmente celulares. Recuerda que tu cama  es solo para dormir o tener relaciones sexuales, no comas o veas televisión sobre ella, te puede ocasionar problemas de insomnio.  Sigue estas recomendaciones y descansarás mejor.

Realiza actividad física: procura tener una rutina de entrenamiento que contribuya a crear resistencia en los músculos, y que también mejore tu actividad mental. Ejercicio como la bicicleta, natación o simplemente caminar durante 20’ 0 40’ minutos ayudará a mejorar tu salud física y reducir dolores.

Recuerda: 

Si eres una persona que mejora sus hábitos de vida constantemente, verás los resultados rápidamente, una mente, cuerpo y espiritualidad sana que nos aportará energía  y vitalidad a nuestro día a día.