Cuatro esencias florales para tratar la Claustrofobia

Claustrofobia

Sentir miedo irracional a un espacio cerrado y sin salida, es una señal clara de una persona con claustrofobia.

La claustrofobia, es una condición que se manifiesta por medio de la sensación de asfixia, ahogo, ansiedad extrema y pánico. Es habitual que una persona presente claustrofobia en lugares cerrados, con mucha gente y sitios que reduzcan la movilidad.

El temor en espacios cerrados es más común de lo que se cree,  6 de cada diez personas tiende a padecerla a nivel mundial, ya sea por aspectos genéticos porque alguno de los padres lo experimenta, o bien, por situaciones traumáticas en la infancia.

Hay distintos tipos de fobias que invaden al ser humano creando problemas psicológicos. Sin embargo, la claustrofobia es un trastorno de origen mental que se desarrolla como un miedo irracional, al pensar que le tememos a algo que no nos puede dañar.

 Síntomas 

Los síntomas más comunes que experimenta una persona con claustrofobia son: sudoración en las manos, presión en el pecho, falta de aire, sensación de ahogo, asfixia, pérdida del conocimiento, ansiedad y desespero.

Una persona con éste trastorno, evita lugares donde haya aglomeraciones, elevadores, aviones, túneles, cuevas entre otros, porque él o ella adaptó su cerebro para emitir señales de alerta asociadas a la claustrofobia.

Tratamiento con esencias florales

Dentro del sistema floral, existen un sin número de remedios florales que ayudan a combatir las fobias, pero para ser más concisos, seleccionamos cuatro flores que son funcionales, especialmente para los claustrofóbicos. Se pueden tomar individual o en forma de mezcla, en dosis de 4 gotas 6 veces al día.

Ajo

El ajo dentro del sistema floral, es una esencia que disminuye los miedos y el temor a estar encerrados.

Aspen – Alamo temblon   

Ésta es una esencia floral que ayuda a los temores de causa desconocida, es una esencia recetada especial para todas las personas que le temen a la oscuridad, es importante destacar que un claustrofóbico le teme a la oscuridad porque no tiene clara la dimensión del espacio en el que se encuentra.

Adicionalmente, la esencia de Alamo Temblón es una esencia  que mitiga la aprensión y el presagio de hechos negativos como la fobia al encierro.

Cerasifera

Esta esencia es Para quienes temen perder la razón o actuar indebidamente contra su propia voluntad. Aporta la capacidad para controlar el miedo a sí mismos y facilita el equilibrio para evitar la acción destructiva o los impulsos de dañar o lesionar.

Mimulo

Por último encontramos el mimulo, esta esencia es funcional cuando ya hemos descubierto nuestro miedo. El mimulo  complementada con las otras esencias hace una fórmula ideal para tratar la claustrofobia.

Se recomienda que el tratamiento floral para la claustrofobia se lleve a cabo por al menos 6 meses, debido a que este trastorno se vuelve “crónico” en un periodo mayor a 18 meses después de su diagnóstico.

El tiempo establecido para el tratamiento floral acá mencionado, es ideal para que el organismo se adapte a la energía vibracional de cada flor y haya un cambio significativo.

Cabe destacar que las esencias florales no suplen a los medicamentos, ni tampoco remplaza el diagnóstico emitido por un especialista.

Recuerda: el miedo es natural y nos sirve para sacarnos de situaciones peligrosas, el miedo irracional no nos puede hacer daño y saberlo vencer es de valientes.