5 principios del Reiki para sanar el alma

Reiki

El Reiki es una técnica milenaria en donde cualquier persona puede practicarla, pues al ser la energía su elemento principal, podemos hacer uso de ella para nuestra salud y bienestar.

El Reiki  es una terapia  complementaria que buscar que la energía de las personas se armonice en todos los aspectos, provocando cambios significativos en los individuos que poseen enfermedades que pesan en el alma, como la ansiedad, el estrés la ira o la tristeza.

Para contextualizar un poco, el Reiki fue descubierto en el siglo XIX por Mikao Usi un monje japonés que fue tocado por la energía de la tierra, desde la base hasta la punta de la cabeza y entendió que la energía estaba dentro de él como un rayo iluminado que utilizaría para sanar. Porque la energía  disipa los bloqueos energéticos  y se obtiene la sanación.

Conociendo los 5 principios de la sanación

El método Reiki Usui busca que no sólo sanemos el cuerpo de aquellas dolencias físicas, sino también desde el interior, porque sanando el interior podemos sanar el exterior y mejor aún, sanar a quienes nos rodean.

Por esta razón, para lograr que la sanción sea integral se crearon cinco principios que explicaremos a continuación.

Solo por hoy dejo toda preocupación      

La pérdida de energía por las preocupaciones diarias, crea en los seres humanos una baja de en el sistema inmune y aumenta las toxinas en el organismo, logrando hacer que enfermemos rápidamente.

En este caso el Kyo dake wa – solo por hoy como primer principio, nos invita a que tomemos un alto en el camino, respiremos y dejemos de lado todos los afanes y preocupaciones, reflexionando si en realidad hay que invertirle energía a esos procesos.

Goo hage me, trabajo duro para mi  

Con trabajo duro se consigue todo lo que nos propongamos, es por eso que el deber está, en encontrar su vocación para trabajar duro sobre ti mismo, ser mejores seres humanos, con habilidades y destrezas.

Cada vez que aprendemos un nuevo conocimiento debemos potencializarlo, el secreto es volverlo un hábito, y así poder ser expertos para ganar nuestro pan cada día.

Vive el presente

Cuando protegemos el mañana estamos dejando de un lado el presente, has escuchado la frase no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy, es momento de ponerla en práctica, porque cuando acogemos el futuro el presente pasa desapercibido.

El estrés, la prisa, la ansiedad, impiden que se viva el presente, porque no se disfruta la comida, el trabajo, los logros la familia y todo ocurre efímeramente.

En el Reiki, el presente se vive porque el futuro es incierto, hay que conectarse con el presente porque muchas veces no sabemos si estaremos en la tierra el día de mañana.

Valora todo lo que hay a tu alrededor 

Debemos valorar a quienes están a nuestro rededor, los familiares, los animales y las plantas, porque cada uno cumple una función en la vida, y es ayudarnos a ser mejores seres humanos. Los seres vivos están llenos de energía, viva y poderosa.

Siempre que tenemos a estos seres vivos cerca de nosotros, debemos aprovechar cada momento que la vida nos brinde con ellos, desde su experiencia y su propia naturaleza. Cuando perdemos lo que tuvimos, entra el arrepentimiento a recordarnos que debimos hacerlo mejor, aprovechar más o disfrutar más.

Agradece

Ser agradecido, es reconocer tolo que la vida nos brinda con humildad y sin aparentar, esta es una emoción que nos enseña que no siempre lo que recibimos, significa que debemos estar en deuda, en cambio debemos sentirnos espontáneos libres y sinceros.

En el Reiki, agradecer por las cosas nos permite trascender, crear lazos con otras personas y sobre todo agradecerte a ti mismo o misma, por permitirte ser una mejor persona.

Vivir con estos 5 principios del Reiki “nos enseña a volver a la fuente de la vida, para finalmente dejar todo el egoísmo, los deseos mezquinos, la ira y la confusión”, Mikao Usi.