Siu Esencias Florales

header-entradas-1

Mujer: ¿sabes cómo debe ser tu nutrición por etapas?

nutricion

Las mujeres, al igual que los hombres, deben manejar una nutrición específica en cada una de sus etapas, ya que no siempre puedes comer lo mismo de joven que cuando eres un adulto mayor.

Por esta razón daremos a conocer como llevar una nutrición responsable en cada uno de estos procesos de la vida.

Desde temprana edad los niños y las niñas deben manejar hábitos alimenticios saludables que contribuyan a su crecimiento y desarrollo. Pero cuando hablamos de la nutrición en niñas, estas presentan cambios constantes en su cuerpo por lo que asimilarlos lleva tiempo y aceptación, por lo tanto:

Cuando hablamos de nutrición en niñas pequeñas, lo que debemos hacer como padres, es presentarle los alimentos como son a nuestros hijos, es importante saber que si nosotros les damos los “famosos purés” a nuestros hijos, ellos  se acostumbrarán a que la comida viene de esa forma; En cambio, cuando ponemos ante ellos los alimentos como son (cascara, formas, colores y sabores), ellos se verán familiarizados con dichos alimentos y no habrá inconvenientes a la hora de comer.

Niñas y adolescentes      

En las  niñas mayores de los cinco años, debemos asegurarnos que ellas se alimenten con suficiente vitamina D y hierro para  que aporte calcio a sus huesos, así mismo debe haber una alimentación balanceada con frutas, verduras, semillas, alimentos secos y demás, evitando rotundamente el consumo de alimentos procesados como: galletas, fritos, jugos artificiales, embutidos, cereales o yogures.

De acuerdo con el terapeuta complementario y pediatra Héctor Mendoza, indica que “un niño se puede sentir muy mal, porque cuando hay existencia de cereal en los yogures, emparedados o biberones, él o ella está expuesto a enfermedades relacionadas al sobrepeso”, en casos donde la nutrición se pasa por alto.

Es importante recordar que en estas primeras etapas de crecimiento, las niñas y niños se le debe incluir en su dieta alimentos saludables e incentivarlos a hacer deporte, así, lograremos como padres mantener un peso sano y contribuiremos en su etapa de desarrollo.

Debemos saber que esta es una etapa de transformaciones en nuestras niñas, y que también necesitan una nutrición mental por parte de sus padres,  enseñándole a que los cambios que suceden en su cuerpo son normales y no tiene por qué avergonzarse de ellos.

Esencia Floral recomendada para los cambios físicos en niños:  

Almendro

Mujeres adultas y jóvenes 

La famosa etapa en la que le metemos a nuestro organismo cantidades de comida  sin  medirnos,   y en donde las grasas saturadas pasan desapercibidas a nuestro estómago. Estos descuidos por pequeños que parezcan, son un camino a malos hábitos alimenticios y sobre todo a un aumento desmedido de peso.

En este ciclo, las mujeres deben concentrarse en comer comidas más  saludables y evitar los almidones, es decir aquellos alimentos como la pasta, la papa, el arroz y el pan. Sabemos que son alimentos difíciles de dejar pero con una dieta rica en verduras y grasas saludables que se pueden obtener de frutos como el  aguacate, el maní, el coco y la almendra, su nutrición se llevará a cabo de una manera más consciente.

Recuerda que el exceso de proteína puede ser perjudicial para la salud, por lo que recomendamos comer porciones de carne blanca (el pollo o el pescado) cuando se considere necesario. Pero también se recomienda preparar los alimentos en casa y que estén siempre frescos; los alimentos procesados como la hamburguesa, la pizza o Hot Dog son perjudiciales para la salud, debido a su alta concentración de ingredientes y condimentos utilizados en su preparación.

Nutrición en el embarazo 

El embarazo nos recuerda que ya no solo está en juego nuestra vida, sino la vida de otro ser vivo y qué si tenemos una nutrición desfavorable, ambas vidas se ponen en riesgo.

Al igual que las anteriores etapas, siempre recomendamos mantener buenos hábitos alimenticios y aún más si se está en gestación por lo que se recomienda llevar la siguiente dieta alimenticia.

  • Aumenta la ingesta de calcio, hierro y proteína. Incluye a tu dieta de 3 a 4 onzas de carne animal (los minerales se absorben mejor de la carne animal) o vegetal (fríjoles, vegetales verdes y/o cereales integrales) de dos tres veces en el día.
  • Incluye productos lácteos o bebida de almendras a la alimentación para evitar la descalcificación. Bebe de dos a cuatro porciones en el día.
  • Mantente hidratada bebiendo agua constantemente.

Alimentos que debes evitar si estas embarazada

  • Evita consumir carne animal con mal manejo de cocción, eso incluye al sushi y los huevos tibios y los procesados como las harinas crudas. En la carne de pescado no consumas alimentos con mercurio como el pez espada, el salmón u otros peces.
  • Dejar de lado los embutidos y las comidas rápidas.
  • No consuma productos lácteos sin pasteurizar como jugos, lácteos o yogures.

Nota: recuerda realizar la dieta de tu embarazo de la mano de un nutricionista o un especialista de la salud, ya que la dieta aquí mencionada solo está descrita como un consejo y no como una dieta para tu salud y la de tu hijo.    

¿Ya entraste a la menopausia?  

La menopausia, un momento en la vida de la mujer que permite encontrarse con ella misma para enfrentar un nuevo ciclo de sabiduría y aprendizaje. Se debe llevar una alimentación más minuciosa debido a que en este ciclo de la mujer, los huesos pueden ser más débiles y la producción de colágeno empieza a disminuir.

Siendo el caso, en esta etapa, la mujer de los 45 años en adelante debe empezar una alimentación rica en vitamina B, ácido graso de omega 3 (pescados y linaza) y hierro y zinc, mantén una hidratación constante y realiza actividad física de bajo impacto.

En la tercera edad

Luego de los 65 años, las grandes comidas se segmentan en una sola para ser repartida a lo largo del día, es decir las tres comidas del día, sus porciones son más pequeñas,  sin embargo hay personas que deciden saltarse esas comidas habituales.

Para este caso, las mujeres deben aumentar la ingesta de frutas y verduras, sin dejar de lado las vitaminas D y B, hierro y zinc, y es importante mantener cerca las fuentes de calcio para ayudar a mantener la salud de sus huesos.

También, las mujeres de estas edades, deben mantenerse activas mediante el ejercicio, haciendo pesas no mayores a cinco libras, caminado, trotando y evitando los ejercicios en los cuales se vean comprometidas sus articulaciones.

Por último recuerda que la vida es una sola y lo que lo decidas comer hoy es lo que te hará bien el día de mañana, así que cuida tu nutrición, para enfrentar de una mejor forma la llegada a la adultez.