Muchos padres han llegado a decir “ya no sé qué hacer con mi hijo” pero acá en Siu Tutuava le contamos como entender esa etapa de la adolescencia.

Un adolescente emocionalmente inestable, rebelde, que presenta cambios físicos constantes (vestimentas, formas de peinado, etc.) puede ser abrumante para los padres,  y aunque ellos pasaron por ese estado sigue siendo distinto por cada generación. Sin embargo, sí se sabe llevar con calma y paciencia pronto se logrará entender a ese niñito o niñita que está entrando a la adolescencia.

La adolescencia, es notoria cuando la forma de relacionarse con los padres es distinta, por ejemplo ya no les preocupa estar lejos de mamá y papá, se les hace más fácil encajar en la  sociedad y le dan más importancia en que los chicos de su misma edad lo ven. Este último en especial creará conflicto con los padres porque pueden pasar por muchos momentos cambiantes y decisorios que seguramente no agradarán a los padres.

Conforme a lo anterior es importante: 

Respetar la independencia, para estimular poco a poco su madurez y criterio propio, esto también le ayudará a tomar responsabilidad en sus decisiones y comportamientos. Cuando el padre posesivo ve esta actitud en su hijo, es mejor que ambos dialoguen para acordar mutuamente que tipo de libertad le gustaría manejar y así evitar los conflictos.

Déjelo ser social respetando su espacio: procure acordar con ellos una hora de llegada y manténgase al tanto de con quien estará  con eso se creará  una confianza  entre padre e hijo de la cual no necesitará estar encima de él o ella.

Es recomendable que lo inscriba en actividades grupales donde se sienta cómodo para que apoye su espontaneidad y su independencia.

Vele por su seguridad: generalmente todos los adolescentes piden privacidad de sus  actos, por lo que respetar dichos espacios es de vital importancia para ellos, pero tenga en cuenta que usted tendrá la última palabra frente a sus actividades para mantenerlos  seguros.

Deje que aprenda de los errores: las decisiones son primordiales en la vida de todo ser humano, sin embargo estas toman más relevancia en la vida de los adolescentes, porque ellas le permitirán aprender de sus errores, pues la labor como padres está en acompañarlos, sin necesidad de decirle o recriminarle con un famoso “te lo dije”.

Es importante que a medida que van madurando su pensamiento  se convierte en algo más abstracto y racional, y a su vez se va creando su propia escala de valores. En esta medida que usted controle confiando y desconfiando, es como tener una malla de pesca soltar y recoger; permitiendo también que ellos difieran en sus gustos y así ellos permitan dar opiniones que los logren dejar ser ellos mismos.

No deje que sea tarde para hablar con sus hijos, el dialogo permite entender a su hijo,  trate de responder todas sus preguntas, en especial aquellas que tiene que ver con el  desarrollo de su sexualidad. Así mismo, le  recomendamos que sea perspicaz con lo que ellos hablan, para que usted pueda lanzarles preguntas a ellos sobre el tema de conversación, no solo para entenderlo y escucharlo, sino también para aconsejarlo a tiempo.

Identifique señales de alarma que apuntan  que  algo no va bien:

  • problemas de sueño
  • Problemas de peso
  • Cambios drásticos de personalidad
  • Diálogos, conversaciones, nota, bromas sobre suicido
  • Mal rendimiento en la escuela
  • Vicios
  • Problemas

Si nota que estos cambios no pueden ser solucionados por el adolescente, o con ayuda suya en un plazo máximo de seis semanas busque la ayuda de un experto.

Finalmente, recuerde que este no es un proceso para toda la vida y está en usted guiarlo en esa etapa de la vida que no le quita la responsabilidad de ser un padre ejemplar y tampoco de afianzar eso lazos entre su hijo y usted para toda la vida.

Esencia Floral Recomendada: Adolescencia mezcla floral que ayuda a todos los procesos de la adolescencia. Pregunta por ella por todos los canales de comunicación posible. 

@Dsarmile