Generalmente los niños y niñas hacen pataletas principalmente cuando quieren algo, y sin embargo accedemos a su capricho para dejar de lado el “show de medio tiempo” para  continuar con nuestras vidas. ¿Pero qué hacer cuando esto se sale de control?

Desde los dieciocho meses empezamos a ver estos comportamientos en nuestros hijos, donde intervienen los gritos y los famosos berrinches en el suelo,  acciones que se vuelven costumbre para conseguir lo que ellos quieren. Pero también es conocido que con estas pataletas, se están comunicando diversas emociones y sentimientos.

Es importante saber que un niño pequeño puede asustarse con tantas emociones acumuladas y el opta por expresarlas en gritos y lloriqueos. En estas ocasiones puedes  recurrir a la Esencia Floral de Emergency Essence, la cual actúa como el remedio rescate para todos los procesos agudos de la mente, la emoción y el cuerpo del niño.

Si estas presentando problemas de comportamiento  con tus hijos, te brindaremos los siguientes consejos y sepas como actuar en estos momentos.

No acceder a lo que ellos quieren

Un hijo siempre va a poner a prueba nuestra paciencia, por lo que debemos también controlar nuestras emociones como el estrés; recuerda que en ese momento  el niño hará todo lo humanamente posible para que le des lo que quiere.

Siempre ten control de la autoridad que tienes y enséñale antes, durante y después de la pataleta, que no todo se le puede dar en el momento que él o ella quiere. Si les enseñas a tus hijos ese valor, ellos responderán de una forma más tranquila y estarán más dispuestos a atender.

En el momento de la pataleta

  • Es necesario que los padres se mantengan tranquilos, ya que si ellos saben la forma en que tú actúas, se aprovecharán de eso y volverán de este comportamiento un hábito.
  • No cedas al berrinche ni tampoco avergüences a tu hijo en público, ya que esto solo refuerza la conducta de la pataleta.
  • Repréndelos antes de que la pataleta avance, ten en cuenta que tú amor no cambiado hacia ellos, detén la conducta hablándole y explicando el porqué de las cosas.

Después de la pataleta

Hazle saber a tu hijo que no estas a gusto con su comportamiento y luego de unos  momentos abrázalo haciéndole saber que lo sigues queriendo.

En la medida que tu hijo o hija vaya creciendo, la manera en que vayas abordando estas situaciones irán cambiando por lo que te debes preparar junto a tu pareja para hablarle a tu hijos de todos los temas y el porqué de las cosas y acciones.

Por último:  

En momento de crisis brinda la esencia floral Emergency Essence y combínala con la esencia calma y claridad para ayudar a equilibrar sus emociones y que él o ella sean conscientes de la situación.

Haz un repaso de reglas y regulaciones, si hay muchas reglas el niño se sentirá abrumad y desencadenará un pataleta. No pelees por cada acción del niño.

 

Esencia floral recomendada: