Las orquídeas del Amazonas, preparadas por el británico alemán Andreas Korte, son aceleradores del crecimiento personal, porque aportan cualidades superiores de la consciencia.

En el reino vegetal la flor es la joya, y entre las joyas también hay unas más apreciadas. Esto ocurre con las orquídeas: son las reinas de las flores, las más evolucionadas y desarrolladas dentro de su grupo, siendo las de más reciente aparición. Su apariencia, color y aroma son incomparable.

Las orquídeas crecen en el pulmón de la tierra, en la selva más antigua y poblada de especies vegetales: el Amazonas. Su condición especial es que no tienen raíz a tierra sino que crecen sobre otros árboles (epifitas) a gran altura.

La flor es vista como una antena de recepción del mundo superior, lo que luego se traduce en cualidades energéticas que son aportadas a quien entre en contacto con ellas. El polo a tierra lo da la raíz, pero el no tenerla, en el caso de las orquídeas, fortalece las cualidades superiores de la flor por lo que la vuelve muy especial en su actividad.

Andreas Korte, determinó que estas son aceleradores del crecimiento personal, porque aportan cualidades superiores de la consciencia. Su uso puede complementar y superar el de las otras flores pero no por eso suplirlas, porque se necesita trabajar simultáneamente los aspectos superiores del ser y los de la vida cotidiana. Dicho de otra forma, es bueno tener la cabeza en el cielo y los pies en la tierra.

La dosificación recomendada es de 7 gotas en segunda dilución 1 o 2 veces al día. Se pueden mezclar entre sí, de preferencia no más de tres orquídeas. Sin embargo no se deben mezclar con esencias de otros grupos florales.

Su efecto es muy profundo y estable, y suelen ser tomadas luego de un tiempo de haber usado otras esencias para “sellar” el avance logrado.

Orquídea agresión: liberación

Orquídea alegría: felicidad interior

Orquídea amor: apertura al verdadero amor

Orquídea ángel- comunicación con los ángeles: visión interior

Orquídea ángel de la guarda o protección: protección

Orquídea canal: comunicación superior

Orquídea color o luz: pensamiento positivo

Orquídea corazón: transmutación

Orquídea chocolate: flexibilidad

Orquídea coordinación: auto curación

Orquídea Deva: contacto con la naturaleza

Orquídea abundancia: prosperidad

Orquídea inspiración: creatividad

Orquídea interiorización: auto conocimiento

Orquídea sol: generosidad

Orquídea venus: feminidad

Orquídea recuerdos: memoria ancestral