La ansiedad, es un sentimiento natural ante nuevas experiencias o experiencias conocidas que nos generan algún tipo de situación tensionante; también, se tiene la ansiedad normal, cuando vamos a hablar con alguien y cuando encontramos algo novedoso, sobre todo algo que nos genera dificultad.

Lo más recomendable cuando nos encontramos ansiosos, es vivir la experiencia, aventurarnos un poco más, entender que esa experiencia, aunque sea difícil nos puede llevar a aprender.

Cuando vemos el aprendizaje y no vemos la dificultad, generamos más posibilidad de frenar la ansiedad.

Otra manera práctica de tratar este síntoma, es por medio de la respiración, ya que cuando se está muy emocionado la persona tiende a respirar más rápido y ésta se convierte en una respiración muy superficial.

Si se aprende a respirar en momentos donde se presenta la ansiedad, una respiración profunda ayudará a controlar los síntomas que esta genera. Haciendo una pausa y visualizando algo maravilloso, como el nacimiento de un hijo o la persona amada, la tensión y ansiedad disminuye.

Esencias florales para el tratamiento de la ansiedad

Para trabajar los efectos de la ansiedad es importante usar y tomar esencias como la Manzanilla, la Agrimona y la Esencia de Brote de Castaño, que nos ayudan primero a tranquilizar, segundo a expresar las emociones de la ansiedad y también a aprender, “si aprendemos tenemos menos ansiedad”.