Está demostrado que comer en exceso puede hacer que las personas sufran de sobrepeso, sin embargo tener niveles elevados de estrés hace que usted suba de peso el doble.

El azúcar y el estrés son aliados   

Se conoce que el nivel de azúcar en la sangre aumenta cuando se consumen alimentos como harinas o bollos de azúcar y sus derivados y con el estrés en el cuerpo, esté entra en modo lucha.

Lo quiere decir que el cuerpo entra en modo de defensa y libera más glucosa para proporcionar fuerza a los músculos.

Los ataques provienen de distintas partes y su fuente principal es el páncreas que bombea insulina para reducir dichos niveles de azúcar alojados.

Estudios realizados por investigadores King’s College de Londres afirman que la falta de sueño produce estrés y a vez también  produce hambre, haciendo que las personas consuman gran cantidad de calorías, más de las que se encuentran permitidas por día.

Los niños también están en riesgo   

De acuerdo con un estudio en 2016 la restricción aguda del sueño en los niños es decir como siestas y desórdenes en los horarios de comida, estos arrojaron como resultado que consumían 20% más de calorías 25% más azúcar y 26% más carbohidratos.

¿Entonces por qué hay un aumento de peso con el estrés? 

  • Como mencionamos anteriormente la principal causa es la falta de sueño y los desórdenes del mismo.
  • Hay mayor ansiedad por estar consumiendo alimentos en exceso a lo largo del día “eso de picar y picar no es tan bueno”.
  • El estrés en el trabajo no deja que los trabajadores se alimenten bien, la sobrecarga de tareas los lleva a consumir comidas rápidas.
  • El cortisol, la hormona del estrés se dispara y libera grasa y glucosa en tejidos adiposos.
  • No tener una organización para sus actividades hará que el estrés se eleve,  pues siempre estará corriendo con la mayoría de asuntos importantes.                 

¿Qué hacer al respecto? 

  • Tener buena higiene del sueño programando siestas, y horarios para dormir
  • Cuente hasta cinco, inhale y exhale y recuerde hacer pausas activas.
  • Intente cosas nuevas y rompa la monotonía.
  • Por último recuerde visitar a un nutricionista para que mejoren dichos malos hábitos alimenticios se acaben.

Esencia  floral para  el manejo del estrés: Siu Estrés