Cinco consejos saludables para fortalecer el sistema inmune

Sitema inmune

Un sistema inmunológico saludable en gran medida depende de nosotros, por esta razón te brindaremos cinco consejos básicos para mantener un sistema inmune.

El sistema inmune es una compleja red de células que se encuentran en el organismo para proteger al cuerpo de agentes infecciosos que son originarios de enfermedades que atacan nuestra salud.

Cuando mantenemos una inmunidad óptima, dentro del organismo, éste, nos brinda vitalidad y energía. Sin embargo, cuando algo anda mal, estamos obligados a descansar para recuperarnos.

Consejo número 1:

Dormir bien

Descansar adecuadamente le permite al sistema inmune regenerarse mientras duerme, pero niveles elevados de estrés, ansiedad y malos hábitos a la hora de dormir evitan que el organismo se recupere.

Por lo tanto, se debe mantener una buena higiene del sueño que consiste en crear horarios para levantarse e irse a la cama, dormir entre 7 y 8 horas,  alejar los aparatos electrónicos, especialmente del celular.

Se recomienda también, desconectar aquellos electrodomésticos de ruidos blancos como los son las neveras y las cajas de internet, debido a que estos objetos, emiten ondas electromagnéticas para su funcionamiento, lo que interfiere en la calidad del sueño.

Recuerda que la cama es sólo para dormir o tener relaciones sexuales, así que evita comer, trabajar o leer sobre ella, porque una noche de mal sueño hace que el sistema inmune se debilite y quede expuesto a los virus.

Consejo número 2: 

Alimentación

Si te alimentas de una manera equilibrada verás cómo te sientes más saludable, el consumo de comidas chatarra hace que los nutrientes se disminuyan y que el hígado trabaje aún más, debilitándonos y haciéndonos sentir más cansados.

Una buena nutrición debe estar enfocada en alimentos (sin excederse) que contengan vitamina A, vitamina B6, vitamina B12, vitamina C, vitamina E, zinc cobre y selenio, funcionando como estimuladores del sistema inmunitario combatiendo enfermedades.

“El consumo de comidas preparadas o chatarra, debe ser moderado y si se consumen estos alimentos, lo ideal  es que sea a medio día. Si se consumen en las noches podríamos tener indigestión e intervenir en el ciclo de sueño”, señala el médico Santiago Rojas Posada, especialista en medicina alternativa.

Consejo número 3:

Manejo del estrés

A nivel de sistema inmunológico, el estrés cotidiano, es el peor enemigo de nuestro sistema de defensas, por ser una enfermedad de carácter silencioso.

Sus principales consecuencias son:

  • Actividad inmunitaria deprimida
  • Se aceleran procesos infecciosos como los de la gripa.
  • Se reactivan los problemas de piel, como salpullidos y dermas.
  • Se afectan los ganglios linfáticos por la mala circulación y coagulación en la sangre.

Es importante resaltar que tanto el estrés como la ansiedad, puede ser manejado con terapias alternativas como las  esencias florales del estrés.

Consejo número 4

Conectarse  con el sol y la tierra

Es importante que como seres humanos hagamos esa conexión existente entre  nosotros y el sol, ya que brinda vitamina C al organismo y fortalece el sistema inmunológico.

Se recomienda que no haya una exposición al sol tan prolongada, lo ideal es recibir los rayos del sol en la mañana, con una duración 10 a 20 minutos por día.Para recibir la energía de la naturaleza, debemos pararnos descalzos sobre el pasto por lo menos media hora, y así obtener todos los beneficios que la tierra nos brinda.

Consejo número 5

Tomar esencias florales

Este es un consejo adicional, la energía vibracional de las esencias florales permite que estemos armónicamente equilibrados con nuestras emociones, cuando estamos bajos anímicamente vemos cómo nuestro sistema inmune disminuye y deja de trabajar con la misma intensidad.

Un  ejemplo muy claro son los pacientes enfermos de cáncer o con una  enfermedad crónica, pues sus esperanzas de vida hacen que las emociones negativas prevalezcan, sobre las emociones positivas y la enfermedad sea más difícil de combatir.

Ahora bien ya que sabes todos estos consejos, protege tu sistema inmune para hacerle frente a los virus y bacterias que están presentes en nuestro día a día y no olvides lavar tus manos constantemente.