Soluciona los problemas de insomnio en tu hijo y contribuye con su crecimiento

Insomnio niños

creditos: Imagen de adiretoriaeventos en Pixabay

El insomnio en niños es más común de lo que se cree y se da principalmente por los malos hábitos que lo mismos padres imparten.

Los trastornos del sueño en niños son una consecuencia de los malos hábitos al momento de dormir o también, pueden estar relacionados dichos trastornos por enfermedades crónicas y alteraciones del desarrollo, especialmente del crecimiento.

De acuerdo con un estudio de la Sociedad Española del Sueño, el 30% de la población infantil está más propensa a sufrir los trastornos del sueño entre los 6 meses y 5 años de edad, y es uno de los temas de consulta más frecuentes en pediatría.

Como las horas de sueño se reducen en la medida que los niños crecen, lo ideal es que un niño menor de 5 años, se le establezca horas de sueño entre 14 y 11 horas incluyendo las horas de siesta.

Un niño que duerma menos de esas horas, puede estar presentando problemas de sueño que le impiden su desarrollo natural y, afectar el rendimiento social, académico o familiar.

Estos problemas también se asocian a los hábitos que tengan los padres.  La relación de sueño, los padres y los niños, es que no hay unos hábitos establecidos que le permitan al niño tener horas de sueño adecuadas, no se duermen por si solos o tienden a hacerlo con aparatos electrónicos.

La resistencia para ir a la cama es uno de los problemas más frecuentes, por que como mencionamos anteriormente los niños no tiene horarios apropiados y se les dificulta dormir y siempre estará obligado a que alguien lo supervise para que esté en su cama y pueda conciliar el sueño.

Cuando un niño no duerme bien, por lo general presenta diversos síntomas, que son detectables a la vista, recomendado siempre que si presenta alguna anomalía se debe acudir a su especialista de confianza.

Síntomas:      

Lo principales síntomas de un niño con insomnio son:

  • Sueño por intervalos
  • Mantienen cansados y sin ánimo
  • Irritabilidad, rabietas frecuentes o ansiedad
  • Tiene bajo rendimiento escolar
  • Poca concentración
  • Se despierta a mitad de la noche
  • Tiene pesadillas
  • Aislamiento social frente a otros niños

Adoptar hábitos saludables:

Para que el niño duerma mejor se deben adoptar ciertos hábitos saludables que permitan tener una higiene del sueño impecable.

El Doctor Santiago Rojas en una conferencia relacionada con sueño, indicó que los niños deben tomar siestas antes de los 5 años, siestas que no deben sobrepasar las dos horas.

Así mismo señaló que existen rutinas que son viables para mantener una adecuada higiene del sueño.

  1. Establecer una rutina presueño de relajación antes de acostarse.
  2. Acostarse y levantarse todos los días, aproximadamente, a la misma hora.
  3. Enseñar a los bebés a dormir en su cama (de acuerdo a la edad).
  4. Acostar a los bebés de medio lado o boca arriba.
  5. No alimentar a los niños “para que se duerman”.
  6. Evitar asociar ir a la cama con castigo.
  7. Condiciones adecuadas de la habitación. 

Trata su insomnio con esencias florales

Tanto en mascotas como en niños, las esencias florales actúan de manera más rápida, porque ellos no tienen los conflictos emocionales que manejamos los adultos.

En este caso los remedios florales actúan a nivel de la psiquis, encontrando la causa verdadera de su padecimiento para ayudarlos a tener una mejor higiene del sueño. Es importante aclarar que los preparados florales deben ir diluidos en agua para un mejor efecto en la población infantil.              

Esencias florales recomendadas

Manzanilla: Esta esencia es ideal para el insomnio, ya que tiene como funcionalidad relajar a nivel de plexo solar. También es una esencia recomendada para niños hiperactivos.

Valeriana: La esencia floral de valeriana permite relajar las tensiones de los niños, los nervios y momentos de estrés.

Agrimonia: las propiedades de la agrimonia ayudan a regular los estados de ánimo, ayuda apaciguar estados alterados de las emociones como rabietas, preocupaciones, entre otros.     

Castaño blanco: es ideal para tratar el insomnio dado por la sobrecarga mental o el sueño

Por qué es importante dormir

Dormir tiene sus beneficios no solo para los adultos, sino también para los niños ya que si toman hábitos más saludables ayudará a su desarrollo y crecimiento, mejorarán su creatividad, los ayuda a perder peso, se mantiene más sanos, fortalece sus defensas y reduce las endorfinas causantes del estrés y la depresión.

Así que, por último, recuerda seguir estos consejos para ayudar tu niño pequeño y verás como tú también puedes dormir mejor.