Alguna vez le ha dicho que está pálido o pálida, presenta frecuentes dolores de cabeza, tiene dificultad para respirar, hay fatiga o mareos. Usted puede estar padeciendo de anemia.

Aunque es una enfermedad que requiere diagnóstico médico, es importante reconocer los síntomas para descartar cualquier otro síntoma diverso y usted pueda consultarle a su médico de confianza.

En la mayoría de los casos, la anemia se presenta por la falta de hierro en el organismo.

En otras oportunidades, la anemia puede ser el resultado de haberse  desangrado  en la menstruación (en el caso de las mujeres) o por haberse infectado con algún parásito, VIH, cáncer, malaria, entre otras enfermedades.

El déficit de producción de glóbulos rojos ocasiona la falta de hemoglobina, una proteína rica en hierro, evitando así, que entre sangre oxigenada al cuerpo y se produzca la anemia.

Exámenes previos

Los exámenes que se le realizan a los pacientes es: examen físico, exámenes de laboratorio (recuento de reticulositos y de plaquetas, hierro, entre otros), cuando las sospechas de criterio  son altas, el médico estará en disposición para realizarle más exámenes a fin de descartar la presencia de anemia.

Factores que producen la anemia

Son varios los factores, sin embargo los principales son una mala salud  y una mala alimentación, de la cual los pacientes deben mejorar para combatir la enfermedad.

La anemia es sin duda un diagnóstico que compromete gravemente la salud de las personas, en especial la de gestantes y niños; quienes al sufrirla, tendrán déficit de crecimiento y desarrollo de la productividad.

Cómo prevenir la anemia

Especialistas recomiendan consumir alimentos ricos en hierro (carnes, mariscos y pescados), frutas secas y verduras.

Así mismo, la anemia puede ser combatida por medio de esencias florales, ya  que estas trabajan la falta de seguridad en sí mismos, falta de alegría  y miedos, enfermedades emocionales  que contribuyen al empeoramiento de este diagnóstico.

@DSarmiLe