Efectos vigorizantes que actúan sobre la sangre, favorecen la
oxigenación y la asimilación del hierro, proteínas y vitaminas.
Refuerza el estado de ánimo, la autoestima y la confianza en uno mismo. A los soñadores les ayuda a “tomar tierra”.