Así funcionan las esencias de planetas, para capturar la energía de cada universo en los seres humanos.    

La vida es un necesario intercambio de energía y las energías de los inmensos cuerpos celestes que llamamos planetas, los cuales afectan continuamente a la tierra y a todas las formas de vida que en ella se dan. La astrología ha estudiado a lo largo de siglos, cuál es el efecto que los planetas tienen sobre los seres humanos, esas energías cósmicas. Hoy casi todos tenemos alguna idea a cerca  de las influencias que cada planeta ejerce sobre la  vida personal.

La acción energética de las diez esencias que a continuación serán nombras coinciden, claro está,  con las consabidas características de cada planeta y la breve información que se proporciona, es solo un recordatorio  a fin de facilitar su empleo.

Esencia sol: Esta esencia nos ayuda a reconectarnos con el polo positivo de la energía primordial, esto es con la Fuente de la Vida misma. Actúa como un padre inmensamente amoroso y ecuánime que nos sostiene y estimula. Aporta a nuestro Ser, lo mismo que el Sol a la Tierra: Luz, Calor y Energía.  (Conoce más sobre la esencia sol dando clic aquí)

Esencia Júpiter: Júpiter es la energía del Maestro, un maestro entusiasta y generoso que potencia cuanto toca, predisponernos al buen uso del poder y la alegría. Si algo hace falta en este mundo, es el uso inteligente y responsable de la benevolencia que nos otorga Júpiter, el poder de la comprensión y la tolerancia. (Conoce más sobre la esencia Júpiter dando clic aquí)  

Esencia Luna: el aspecto femenino y complementario de la energía solar es la energía lunar. La esencia de Luna actúa como una madre infinitamente sabia y generosa que alimenta nuestra vida inconsciente, nuestras facultades intuitivas y nuestra sensibilidad. (Conoce más sobre la esencia Luna dando clic aquí)  

Esencia Marte: esta esencia nos proporciona ante todo fuerza de voluntad, el coraje para decir No, o el valor para llevar a cabo nuestras iniciativas. La vitalidad y confianza que Marte nos inspira, es una ayuda importante en nuestra “guerra” interior, ahí donde la luz lucha incansablemente por iluminar toda oscuridad. (Conoce más sobre la esencia Marte dando clic aquí)   

Esencia Mercurio: la esencia de Mercurio aporta una energía eminentemente inteligente y comunicativa que estimula nuestra curiosidad natural, nuestro anhelo de aprender y nuestras facultades expresivas. Alienta en nosotros el deseo de saber, de estudiar, de indagar y profundizar en cualquiera que sea nuestro camino. (Conoce más sobre la esencia Mercurio dando clic aquí)  

Esencia Neptuno: la energía de Neptuno, despierta en nosotros la añoranza profunda de nuestro Ser esencial y por lo tanto, nos mueve a actuar con la pureza y la responsabilidad necesarias para que ese éxtasis añorado, sea verdaderamente una reunión con nuestro Ser Divino. (Conoce más sobre la esencia Neptuno dando clic aquí)  

Esencia Plutón: las potentes energías de Plutón son el oscuro motor de cambio. Por fuertes que soplen los vientos de la renovación, si no “mueren” primero las viejas estructuras de nuestra personalidad, no habrá verdadero cambio. La esencia de Plutón nos ayuda a asumir esas muertes internas, a liberarnos de nuestros apegos más secretos y a experimentar realmente, en las profundidades del inconsciente, lo que significa renacer. (Conoce más sobre la esencia Plutón dando clic aquí)  

Esencia Saturno: la esencia de Saturno, por el contrario, limita los afanes desmedidos e ilusorios que inflan el ego y nos ayuda a mantenernos con los pies en la tierra. Su función es la de una mano dura, pero sabia y comprensiva que nos enseña la prudencia y la humildad necesarias para que nuestra búsqueda de la Verdad de en nosotros mismos, aquí y ahora. (Conoce más sobre la esencia Saturno dando clic aquí)  

Esencia Urano: la energía de Urano alienta a la Era de Acuario y cómo podemos constatar día a día, es una energía que promueve el cambio .La esencia de Urano, nos otorga el coraje y la lucidez necesarias para llevar a cabo la revolución interior que nos posibilitará, dejar atrás los lastres del pasado y abrirnos limpia y conscientemente al proceso de transformación en el que estamos. (Conoce más sobre la esencia Urano dando clic aquí)  

Esencia Venus: el opuesto natural de Marte es Venus; lo que Marte manifiesta como fuerza, Venus lo expresa femeninamente como belleza. La fuerza de la esencia. (Conoce más sobre la esencia Venus dando clic aquí)  

@dsarmile