De acuerdo  a una publicación de la BBC, el estrés puede que sea un mal necesario para que podamos ser felices.

Así lo indica el libro titulado Why You Need and Love the Rat Race que traduce “De prisa; porque necesitas y quieres una vida acelerada”, pues el libro plantea que la mente se mantiene acelerada en situaciones de estrés, lo que hace a la persona más ágil en la toma de decisiones y ayuda vivir más y mejor.

Según Todd Buchholz autor del libro, “nosotros hemos evolucionado para poder  manejar el estrés” y es que cuando hacemos nuevas tareas, el cerebro libera dopamina “como recompensa y esto nos hace sentir bien” es decir  que, cuando las personas están a gusto con lo que hacen están trabajando para liberar el estrés, en cambio con las personas que no hacen lo que les gusta, se encuentran en situaciones de estrés  que son traumáticas para ellos.

Buchholz. indica que las personas expuestas a un entorno laboral que nos les gusta, son más intimidadas por sus jefes, trabajan menos horas y no se sienten valiosos para la compañía.

Enfocándonos en un entorno laboral, el exceso de trabajo es un determinante para sufrir de niveles inesperados de estrés y estudios han demostrado que demasiado estrés en la vida diaria no puede ser beneficioso; lo que indica que el 65% de los empleados de una compañía son más propensos a sufrir males cardiacos.

Es por esta razón que el libro, aunque realiza ciertos planteamientos sobre terapias alternativas, es una forma de ver que si uno hace las cosas con gusto, especialmente en su trabajo, le brinda la posibilidad a la persona, de obtener un mejor autocontrol del estrés, sin necesidad de que éste pase los límites permitidos que llevan a la enfermedad, en un diagnostico irreparable.

En conclusión según como lo señala el periodista británico Oliver Burkeman, es que se debe ver  este libro y especialmente el estrés  “como un correctivo realmente importante a las filosofías prevalecientes. Porque la acción y el vernos absortos en una actividad es un mejor camino a la felicidad que el deliberadamente tratar de sentirnos relajados”.