Las relaciones sexuales en algún momento, pueden ocasionar dolor en la parte genital de la mujer y puede ser ocasionada por diversos factores.

La mayoría dolor durante las relaciones sexuales en las mujeres, tiene que ver con problemas psicológicos o físicos, Este dolor se focaliza en la vulva o en la vagina y es constante en la pelvis durante la penetración.

Si hablamos de las principales causas el tema puede ser diverso, aunque existen los factores psicológicos como los estados elevados de ansiedad por el acto sexual, miedo, culpabilidad, factores que pueden causar vaginismo.

Qué es el vaginismo    

Esta es una contracción involuntaria de los músculos que rodean la entrada de la vagina que ocurre durante la penetración, uso de tampones o exámenes de rutina. En el caso de las relaciones sexuales, el acto puede resultar frustrante y doloroso para la mujer, lo que podría ocasionar desinterés en la pareja o una preocupación innecesaria sin que ambos se sientan a gusto intimando.

Otra de las causas del dolor genital durante las relaciones sexuales, tiene que ver con la sequedad vaginal, una causa bastante común y como su nombre lo dice, esto ocurre en mujeres mayores que se encuentran pasado por cambios hormonales como la premenopausia,  menopausia y posmenopusia.

La autoayuda puede aliviar el dolor

Si considera que el dolor al tener intimidad con su pareja se debe a que las sequedad; hable con la misma para que esta le dé un poco más de tiempo a la estimulación erótica que antecede al acto sexual para que haya una mejor lubricación de la paredes vaginales.

Recuerde que en caso tal de no considerar la opción anterior para el dolor genital, no dude en acudir al médico para descartar cualquier animalidad como quistes ováricos, cáncer o factores psicológicos.

Esencia floral recomendada  para el dolor físico y mental: sindolore

sindolore magistral1

Para mitigar el dolor emocional o físico a cualquier nivel. Favorece la comprensión interna del origen del síntoma, permite la adaptación de manera consciente y adecuada, y estimula los propios analgésicos que el organismo posee internamente de manera natural.

Nota- Todo dolor es secundario a una causa, y esta ha de ser conocida y tratada para curarlo de manera definitiva.