Cuidar de otros puede hacer que descuide su propia salud y se sienta abrumado o estresado. Por eso, es importante tomar precauciones para mantener el ánimo y el equilibrio en su vida.

Los cuidadores son aquellas personas que atienden y acompañan en diferentes procesos de salud física y emocional, a pacientes que requieren de atención especial y continua, y que en algunos casos no se pueden valer por sí mismos para realizar ciertas actividades. Su grado de responsabilidad los carga de estrés. La mayoría de cuidadores guardan silencio frente a sus propios problemas y asumen los problemas del paciente como propios, descuidando de cierta forma su vida personal y su salud. Los cuidadores se convierten más adelante en candidatos de ciertas enfermedades como diabetes, cáncer, enfermedades cardiacas y obesidad.

Los cuidados

Seguir una dieta equilibrada y tener una rutina de ejercicio que lo libere del estrés y lo saque de la rutina. Tenga horarios para comer y dormir y tómese la libertad de disfrutar actividades como salir a comer, bailar, leer o practicar su pasatiempo favorito. Evite el alcohol y el tabaco que no sólo afecta su salud, sino también la de su paciente. Hágase amigo de prácticas corporales y espirituales como el yoga, Pilates o TRE. Sea consciente la importancia de la prevención y la revisión continua de su salud a través de los chequeos médicos periódicos.

“Siempre podemos dar únicamente de lo que tenemos, así que para dar salud, hay que tenerla, siendo el autocuidado indispensable para lograr acompañar y cuidar a los que sufren” Santiago Rojas P.

Esencia recomendada  Siuestres

siuestress

Para lograr la adaptación natural y estable al ritmo de vida intenso que se tiene cada día. Para lograr equilibrar los mecanismos creados para la supervivencia de los seres vivos de manera proporcionadas a la exigencias del medio, sin sobrepasar las propias capacidades del ser. Para hacer del estrés un mecanismo amigo que permite disfrutar cada condición de la vida, en lugar de caer en la tensión exagerada, la fatiga y el agotamiento.