El dolor de oído en niños es una afección de la cual muy pocos pequeños salen bien librados, se conoce que las principales causas de estos dolores se deben a resfriados, infecciones en la garganta, acumulación de agua en el oído y lesiones provocadas.

Más conocida como otitis,  el dolor en el oído es un diagnostico frecuente en niños y como mencionamos anteriormente el dolor puede ser causado por diversas circunstancias que afecta a menores entre los 06 y 18 años de edad, donde el 75% de los casos la otitis media, según una publicación de la guía médica Scottish Intercollegiate Guidelines Network (SIGN), afecta a menores de 10 años.

¿Qué hacer ante un caso dolor de oído? 

De acuerdo con el terapeuta floral Ian White, si el menor sufre de muchos problemas de oído, es necesario preguntarse si el infante está sufriendo de muchas discusiones en el hogar, porque las discusiones provocan estrés en los niños, y a su vez,  éste, afecta la calidad de vida de los menores por la carga elevada de contaminación auditiva en el entorno.

Terapia floral para el tratamiento del dolor de oído  

White, indica que para un alivio rápido del dolor de oído o las molestias causadas por el mismo, se deben aplicar algunas gotas de Emergency Essence interna y tópicamente en el hueso mastoide, que se encuentra justo detrás de la oreja.

Bajar los síntomas de la fiebre, si la hay

Un tratamiento en casa como el uso de medicamentos para reducir la fiebre, puede ayudar a minimizar el dolor de oído en los niños, si no se quiere hacer uso de antibióticos, la esencia floral Gripafin, se puede usar de forma tópica, para ayudar a aliviar los síntomas del resfriado común y la influenza que contribuirá en la mejoría del dolor auditivo.

Paños de agua tibia

Se recomienda poner paños de agua tibia en la frente del menor para reducir los síntomas del refriado que afectan el oído, es importante que este método se realice con agua tibia, pues el agua fría podría tener efectos secundarios en el niño u otros síntomas.

Es importante aclarar que los consejos acá mencionados, no son motivo de inasistencia al médico, por lo que es recomendable siempre acudir con un especialista, para determinar el tipo de dolor de oído que se presenta y así recibir el tratamiento adecuado.