Es un poderoso regenerador celular, por lo que puede usarse en cualquier enfermedad degenerativa. En enfermedades víricas, bacterianas y envenenamientos. Es muy eficaz en enfermedades respiratorias, si se asocia con cobre. Como medida preventiva, para combatir el envejecimiento de las células. Se aconseja para estados post-operatorios, tanto para las personas, como para los animales.
Las plantas agradecen mucho, unas gotas de wolframita, de vez en cuando en su riego.