Para la pena, la vergüenza y los efectos del abuso sexual.
Ayuda a liberar el gran dolor retenido y permite sentirse cómodo con el propio cuerpo y aceptarlo. Capacita para abrirse a la intimidad emocional y experimentar agrado con el contacto físico. Renueva la pasión y el interés en las relaciones sexuales.
Dosis: 7 gotas, 2 veces al día