Vandas tricolor
La alegría verdadera es el bienestar que no depende de hechos externos, sino de la calma y gozo internos.
La toma de la esencia ayuda a que podamos apreciar y disfrutar de la alegría de vivir y permite ver los problemas desde otra perspectiva. Facilita contactar y expresar la alegría interior que todos llevamos dentro.
Es ideal para que el paciente terminal pueda gozar los instantes que le quedan de vida. Complementa la acción de la zinia.