Lippia alba
Trabaja la energía de la alegría, la felicidad y la voluntad de ser mejor, de vencer los obstáculos serenamente, con el pleno control de las emociones y de los sentimientos negativos. Esta esencia floral nos conecta con nuestra criatura interna. Es indicada para los que perdieron la capacidad de sonreír y de desear la felicidad.