Por su color rosado actúa de manera específica sobre el centro emocional liberando el corazón de tensiones. Nos estimula la ternura y la generosidad. Estimula el chacra de la garganta, facilitando la expresión verbal e incrementando la creatividad y la fertilidad.