Es preciso conocer que la preparación de las esencias florales no es un proceso mecánico, en el cual se extrae el principio activo de una flor determinada. Podría definirse mejor como una integración abierta y armoniosa con la naturaleza, donde por mutua colaboración entre el preparador y las flores, es posible obtener las Esencias Vitales de estas últimas.

Se utilizan comúnmente dos métodos para obtener la esencia vital de una flor: Método clásico y el Método del cristal.  Ambos métodos son igualmente útiles, pero no pueden ser utilizados indistintamente por todas las personas.

Sin importar el sistema que se siga, es indispensable llegar al lugar lleno de amor por la naturaleza. Se inicia el proceso temprano en la mañana, con una meditación con la flor cuya esencia se va a preparar (es mejor buscar un lugar donde abunde dicha flor y, de ser posible, sentarse en el lugar rodeado de ejemplares de la misma por todos lados). Una vez realizado “el contacto” con ella, se le solicita que nos entregue su energía durante la preparación (éste es un proceso consciente entre la flor y el ser humano). Luego se coloca el recipiente de cuarzo o vidrio con el agua mineral -NO utilizar agua destilada pues vibracionalmente es inactiva- y se procede a la obtención de la esencia.

Para conocer el efecto energético de una flor, existen varios recursos los cuales dependerán de cada individuo en particular. Algunas personas simplemente meditan centrando su atención en la flor y vivencian en su SER los efectos de la misma. Otras se “comunican” con ella o su Deva y así obtienen la información sobre su utilidad. Hay quienes canalizan su guía espiritual y éste les da la información. Y por último, existen personas que utilizan la radiestesia, a través del pulso (VAS) o del péndulo, para averiguar a qué nivel trabaja y qué efectos desencadena la flor. Luego de la preparación y con la información obtenida en el procedimiento, se pueden también corroborar en la práctica.

NOTA:

Texto tomado del libro “Esencias Florales un camino…” escrito por el Dr. Santiago Rojas.

Esencia Floral recomendada