Siu Esencias Florales

header-entradas-1

Mar: conozca los poderes curativos de éste y mejore su calidad de vida

Nadar o flotar en el mar ayuda a la relajación muscular y gracias a la presencia de yodo también favorece la recuperación de los músculos frente a lesiones.

Las vacaciones no solamente son la ocasión perfecta para descansar, pasar tiempo en familia, viajar y divertirse. También son la oportunidad ideal para renovar la energía y potenciar su salud naturalmente.

Hace más de dos mil años Platón dijo que “el mar cura todos los males del hombre” tras haber superado una terrible tuberculosis cuando decidió pasar varios meses a la orilla del mar. A finales del siglo XIX, el filósofo francés René Quinton, defendió el uso terapéutico del agua de mar, manifestando su acción positiva sobre el cólera, la desnutrición y la tuberculosis, justificando científicamente que el agua de mar tiene componentes similares a los fluidos corporales de los seres vivos como la orina, el plasma sanguíneo, las lágrimas y el líquido en el que nadan las células.

Si en sus vacaciones se decidió por un destino con mar, recuerde que varios estudios plantean que esta agua tiene efectos positivos y saludables sobre personas con diagnósticos como fibromialgia, fatiga crónica, alergias, estrés, insomnio, entre otras.

En la actualidad, un grupo de médicos y científicos de la Facultad de medicina de la UNAN en Nicaragua, prescriben con éxito cerca de 7 mil litros de agua de mar tratada a sus pacientes con diversas patologías y han logrado demostrar sus beneficios sobre el funcionamiento general del organismo gracias a las más de 9 sales, toda la tabla periódica de minerales y oligoelementos, zinc, potasio, yodo y plancton.

Aunque el agua de mar no se recomienda tomar directamente antes de ser tratada, o por la prescripción de un especialista, tener contacto con el olor, el sonido y estar dentro de él, es suficiente para que nuestra salud mejore. Nadar o flotar en el mar ayuda a la relajación muscular y gracias a la presencia de yodo también favorece la recuperación de los músculos frente a lesiones. Es favorable para enfermedades reumáticas, disminuye la ansiedad, el estrés, el nerviosismo y la depresión.

Si usted tiene la oportunidad de acercarse al mar en estas vacaciones, no olvide una buena terapia marina para renovar su energía y potenciar su salud física y emocional.