Para aquietar la mente. Ayuda a sentirse fuerte y concentrado. Para escoger la mejor opción cuando nos encontramos ante una situación difícil.