Citrus sinensis
Para la melancolía, la desesperanza y las perturbaciones emocionales.
Auto-compasión por exceso de susceptibilidad. Para problemas motivados por abusos o excesos físicos, mentales o sexuales, actuales o del pasado. Aporta energía y resuelve los conflictos internos. Al desterrar la melancolía, proporciona la vitalidad y ligereza que permite ver “la luz al final del túnel”, ayudando a trascender los problemas.