Para el desarrollo de las propias habilidades intuitivas. Proporciona ayuda en la exploración y aumento del poder chamánico. Permite ver profundamente la naturaleza de la realidad. Facilita el descubrimiento de las lecciones que se encuentran en las paradojas de la propia vida. Para moverse entre los reinos y atravesar la ilusión.
“Abre los ojos, abre los oídos, nada es como parece”.