Para experimentar una profunda integración con los lados opuestos de uno mismo. Proporciona ayuda para moverse más allá de los pensamientos de blanco o negro. Para ver la verdadera realidad que hay detrás de lo que podemos ver en un primer momento.