Prunus amygdalus
Para la falta de moderación física y mental. Ayuda a equilibrar los impulsos y a moderar los excesos en la comida, la bebida y el sexo. Promueve la calma mental y la interiorización para desconectarse de la influencia del medio externo. En momentos de mucha actividad y demanda de reservas energéticas, ayuda a sincronizar cuerpo, mente y espíritu recuperando la templanza y el autocontrol.