Ayuda en el control de si mismo, en la disciplina y la estabilidad, sirve como escudo protector de las fuerzas negativas. Contrarresta radiaciones propias de ordenadores, pantallas TV., aparatos eléctricos y otros tipos de ondas nocivas.